Tristram Geary escribió y dirigió este cortometraje de acción sobre una era en la que los viajes en el tiempo se han hecho realidad. Pasa que aquí no se viaja con una máquina, se viaja contrayedo un virus. Ah! Y los saltos solo tienen una duración de unos pocos segundos…

La historia además permite explorar en unos pocos fragmentos qué supondrían estos viajes temporales a nivel social y político.

Fuente: Microsiervos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies